ENERGÍAS RENOVABLES

Se trata de energías que son respetuosas con el medioambiente y no contaminan, siendo la alternativa de energía más limpia hasta ahora.

Esto hace que sean también las más seguras, puesto que no suponen ningún riesgo para la salud. Hay que pensar, que los gobiernos se ven obligados a avanzar en esta dirección debido a compromisos internacionales, como es el caso de Protocolo de Kyoto, entre otros.

Son sencillas de desmantelar y no es necesario custodiar sus residuos, como pasa en el caso de las energías nucleares, por ejemplo.

Desarrollan la industria y la economía en la región en la que se instala, haciéndola más autónoma.

Las energías renovables son aquellas que vienen de fuentes naturales que son inagotables, y que, después de ser utilizadas, se regeneran de manera natural o artificial.

Existen diferentes tipos de energías renovables, entre las que se encuentran la aerotermia, la eólica, la geotérmica, la hidroeléctrica, la mareomotriz, la solar, la undimotriz, la biomasa y los biocarburantes.

AEROTERMIA

Es una tecnología limpia que extrae hasta un 77% de la energía del aire.

Los sistemas aerotermia son bombas de calor de última generación diseñadas para aportar refrigeración en verano, calefacción en invierno y, si se desea, agua caliente todo el año.

Extrae energía contenida en el aire, incluso con temperaturas exteriores bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante para extraer calor del aire exterior.

ENERGIA SOLAR ELECTRICA

Es una fuente de energía obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica.

Este tipo de energía se usa principalmente para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución, aunque también permite alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, así como abastecer refugios de montaña o viviendas aisladas de la red eléctrica.

Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años. Comenzaron a producirse en masa a partir del año 2000, cuando medioambientalistas alemanes y la organización Eurosolar obtuvo financiación para la creación de diez millones de tejados solares.

ENERGIA SOLAR TERMICA

O energía termosolar consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor que puede aprovecharse para cocinar alimentos o para la producción de agua caliente destinada al consumo de agua doméstico, ya sea agua caliente sanitaria, calefacción, o para producción de energía mecánica y, a partir de ella, de energía eléctrica.

Adicionalmente puede emplearse para alimentar una máquina de refrigeración por absorción, que emplea calor en lugar de electricidad para producir frío con el que se puede acondicionar el aire de los locales.

Los colectores de energía solar térmica están clasificados como colectores de baja, media y alta temperatura.

Los colectores de baja temperatura generalmente son placas planas usadas para calentar agua. Los colectores de temperatura media también usualmente son placas planas usadas para calentar agua o aire para usos residenciales o comerciales.

Los colectores de alta temperatura concentran la luz solar usando espejos o lentes y generalmente son usados para la producción de energía eléctrica.
La energía solar térmica es diferente y mucho más eficiente1​2​3​ que la energía solar fotovoltaica, la que convierte la energía solar directamente en electricidad.

CONTACTO

ESTUDIO SOLAR GRATUITO


¿ Quieres solicitar de forma gratuita un estudio personalizado para ver cuanto puedes ahorrar en tu factura de la luz ?
Dependiendo de tu consumo actual, el número de personas, tu tipo de sistema de calefacción etc., puedes obtener un ahorro anual nada despreciable en tus facturas

CONTACTA CON UNA EMPRESA ESPECIALIZADA